Rousettus aegyptiacus

Es una especie de murciélago que solo se encuentra en el Viejo Mundo y es uno de los miembros más pequeños del suborden Megachiroptera, que alberga a los llamados megamurciélagos.

Descripción

Morfología.

En comparación con micromurciélagos, Rousettus aegyptiacus es relativamente grande y robusto. Posee orejas grandes y redondeadas, una cola corta, ojos amplios y un rostro semejante al de un zorro, con hocico ligeramente largo. El primer y segundo dedos muestran una garra, mientras que los demás dedos solo cuentan con cartílago. Las patas traseras tienen 5 dedos, cada uno con una garra.

Orden: Chiroptera
Suborden: Megachiroptera
Familia: Pteropodidae
Subfamilia: Pteropodinae
Género: Rousettus

Peso y tamaño.

Todo su cuerpo mide cerca de 15 centímetros de longitud y tiene una envergadura de hasta 60 centímetros de ala a ala. Un adulto pesa alrededor de 160 gramos, pero el macho alcanza mayor dimensión que la hembra, lo que corresponde a un evidente dimorfismo sexual.

Coloración.

El pelaje de este murciélago es suave y más largo en la parte superior del cuerpo que en la inferior. Una parte de la membrana de las alas también se cubre con pelo. El color es generalmente marrón, de un tono más oscuro en las alas y más claro en la región ventral. Los machos tienen una particularidad: poseen pelos más rígidos en el cuello.

Información sobre el murciélago egipcio de la fruta.

Murciélagos Egipcios de la Fruta en lo alto de una cueva- Rousettus aegyptiacus.

Distribución y hábitat

El murciélago egipcio de la fruta se distribuye ampliamente a través de África y Asia. En el primer continente se localiza en la región subsahariana y en el norte; en el segundo está presente en el suroeste en India y Pakistán, así como en Chipre. La especie tiene varias subespecies que ocupan un rango definido, pero por lo regular toleran la vida hasta una altitud de 4,000 metros sobre el nivel del mar.

Entre otros, se puede mencionar los siguientes países que contienen murciélagos egipcios de la fruta: Guinea, Israel, Jordania, Egipto, Chipre, Burundi, Uganda, Ruanda, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos, Nigeria, Egipto, Kenia y Libia.

Habita desde zonas áridas hasta sitios húmedos tropicales y subtropicales, con la condición de que haya disponibilidad de árboles frutales y sitios de descanso, que pueden ser cuevas, túneles subterráneos, minas, tumbas, etcétera.

Alimentación

Puede consumir de 50 a 150 por ciento de su peso en fruta.

Es fácil suponer que este murciélago es elementalmente frugívoro. Tiene una dieta repleta de frutas de pulpa blanda así como de frutos rojos, frutas verdes, flores, polen y algunas hojas, pero si es necesario también ingiere insectos y hongos. Sus frutas favoritas son el higo, el albaricoque, el durazno, la manzana, la mora y la algarroba.

Sale a alimentarse durante la noche y en una sola puede consumir de 50 a 150 por ciento de su peso en fruta, de la que aprovecha únicamente la pulpa y el jugo. Si introduce semillas a su boca, las escupe. Una vez que selecciona una fruta, la toma y se coloca cerca del árbol para comer; puede almacenar el alimento en sus mejillas de forma temporal o situarse en los árboles cercanos para disfrutar su comida.

Comportamiento

Demuestra un comportamiento social puesto que forma colonias de 20 a 40 individuos, si bien algunas llegan a ser tan grandes al tener hasta 9,000 murciélagos. Como especie nocturna, descansa durante el día en cuevas, minas y los refugios mencionados, y dedica la noche para salir a alimentarse. Antes del amanecer regresa a su refugio.

Es agresivo mientras se alimenta y puede robar fruta a otros murciélagos.

Los miembros de la colonia se posicionan en la cueva de tal manera que sus cuerpos permanecen muy juntos. La razón de esto es que se evita los estragos en sus cuerpos de los cambios de temperatura.

A diferencia de otros megamurciélagos, el murciélago egipcio de la fruta hace uso de una rudimentaria ecolocalización, caracterizada por la emisión de clics cortos producidos por acción de la lengua contra el costado de la boca. Gracias a esto se orienta en entornos oscuros.

Datos sobre el murciélago egipcio.

Rousettus aegyptiacus con un trozo de fruta.

Reproducción

Los murciélagos son mamíferos polígamos y se reproducen mediante fecundación interna. El macho de esta especie llega a la madurez sexual entre los 14 y los 18 meses de edad y la hembra a los 15 o 16 meses, aunque puede ser a una edad menor. Casi todas las hembras tienen 1 cría al año pero esto depende de la región geográfica donde se encuentren.

El período de gestación dura unos 4 meses o entre 115 y 120 días. Muy rara vez se producen nacimientos de gemelos. En cualquier caso, las hembras forman colonias de cría en tanto los machos no participan en los cuidados de los menores. Entre los 63 y los 70 días de edad, los pequeños comienzan a volar torpemente.

Amenazas y conservación

Aparece en la categoría “Preocupación Menor” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), por lo que no se trata de una especie en extinción. Sus amenazas más importantes son los conflictos con los seres humanos, quienes los consideran una plaga en algunas zonas al afectar la producción agrícola. Algunos murciélagos mueren envenenados si los cultivos se fumigan, y en partes de África son cazados para servir como alimento a los humanos.

Para conservar la especie, se han implementado medidas educativas y preventivas en relación con la fumigación de los campos agrícolas. En adición, persiste en varias zonas protegidas como la Reserva Nacional Masái Mara y el Parque Nacional Kruger.